lunes

BENDICIONES


Estuve un rato fuera de mi nombre
(mi nombre es un pequeño apartamento)
y vi que ocupa el resto de los nombres
la misma vacuidad que habita en él.

Pero ahora que he vuelto
debo llamar al pan pan y al vino vino.
¿Cómo si no se entendería,
bendiciendo la mesa,
que nos comemos y bebemos
a nosotros mismos?

*

Inédito

No hay comentarios:

Publicar un comentario