martes

DIBUJO INFANTIL


Un generoso espacio en blanco une o separa, según se mire, un prado azul (atravesado por un camino rojo que conduce a una casa rosa en cuyas inmediaciones hay una niña y un perro, color carne los dos) y un cielo verde, presidido por una flor amarilla -¿crisantemo, rosa, narciso?- que debe de ser el sol. Nada me ha explicado el pequeño autor de la obra, pero yo creo que el prado está pintado de azul y el cielo de verde porque un escarabajo y una nube han hecho un trueque de colores, y si el sol se representa como una flor se debe a que la realidad mágica es siempre superior a la evidente. Levanto la vista del papel y apenas hallo más que gris y negro invernal. Es como si el color vivo estuviera hibernando todo en el dibujo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario