Mostrando entradas con la etiqueta Poemas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Poemas. Mostrar todas las entradas

jueves

DICHA DE AMOR


¡Qué dicha grande la de estar en esta
casa que se me entrega, cual amante solícita,
con todos sus enseres!
¡Y qué dicha sentir, fuera de ella,
que jamás he salido, que es la vida mi casa
y que es uno la vida!

*

Inédito


miércoles

TRES CANTARES MARINOS


A Javier Sánchez Menéndez

1

Quien no ha mirado el mar
desde un balcón, amigo,
donde el mar no se vea,
es que nunca lo ha visto.

2

Por debajo de este mundo
hay un mundo silencioso,
como en el fondo del mar,
otro mundo que no es otro.

3

Si se aleja el horizonte
a medida que se le acercan,
¿no será que es en los barcos
donde se unen cielo y tierra?

*

Inédito

lunes

SOBRE LO QUE SOBRA


A José Luis Jover


Cuanto nos sale al paso
tiene permiso para estar presente:
con sólo aparecer, de un salto,
el pez de tu poema
acaba de enseñarme el suyo.

*

Inédito

BENDICIONES


Estuve un rato fuera de mi nombre
(mi nombre es un pequeño apartamento)
y vi que ocupa el resto de los nombres
la misma vacuidad que habita en él.

Pero ahora que he vuelto
debo llamar al pan pan y al vino vino.
¿Cómo si no se entendería,
bendiciendo la mesa,
que nos comemos y bebemos
a nosotros mismos?

*

Inédito

viernes

MI ÁNGEL DE LA GUARDA ME DA CONSEJOS POÉTICOS


Cuando creas que no amanece
cacarea.

*

Los enemigos que la poesía te trajo
no sabrán ya de qué acusarte.
Entonces, te acusarán de inocente.
Encógete de hombros:
será un hermoso día de primavera.

*

No utilices por norma la primera persona del plural:
mira cómo se agitan las muchedumbres.

*

Salvo capricho ocasional,
no camufles el yo en el tú.
Ese catarro tu espejo
ya lo ha superado.

*

Hablar de ti mismo
en tercera persona
es un notario que te separa
de la naturaleza.
Hasta nueva orden, fuera.

*

El yo es una preciosa ventana.
Cuando no veas el cielo
pregúntate
quién es el impostor
empeñado en tapiarla.

*

Sé astuto, ingenuo,
atrevido, prudente...
Sé como eres.

*

Cuando estés triste
lee esa antología
en la que no figuras.

*

No despiertes, por un bobo tenebroso,
al tigre de tu sarcasmo.
La poesía no se lo merece.

*

Si sufres una crisis de fe en la poesía,
recuerda que también la rosa tiene
su parte de mentira.

*

¿Qué haces ahí
rascándote la cabeza
y mordiendo el lápiz?
El verdadero poema
sale solo.

*

Deja en principio
que el poema sea el jefe.
Ya tendrás ocasión
de creer que mandas algo.

*

¿Debe ser manifestado?
Hazte mucho esta pregunta.
Nunca fuerces al poema
a expresar lo que no quiere.

*

Como un buen jardinero,
no confundas la poda
con la mutilación.

*

No te compliques.
La sencillez es diosa.

*

El silencio y la escucha
abren todas las nubes.

*

Descarta el adorno
y el desnudo integral.
¿Qué te queda?

***

Inédito

jueves

BREVÍSIMO DISCURSO IMPROVISADO


La mañana me ha nombrado ayudante de la lluvia. Pero no esperen que me ponga a llover. Sólo es un verso que se me acaba de ocurrir. Alguno de los presentes quizá pueda aclarármelo. Yo únicamente puedo referir que el relámpago me despertó bruscamente. Su luz iluminó mi cueva de ocho horas y, ya en el exterior, garabateo, a ratos perdidos, en el lienzo del sueño que olvidé en ese momento. De repente la realidad, esplendorosa Marilyn unas veces, Marilyn cadáver otras, posa para mí que pintar no sé. No obstante, no pierdo la esperanza de aprender del sol y de la luna. Porque nosotros todos tenemos alguna esperanza. Hasta los suicidas tienen la suya, y acaso la mayor de todas, pues comprobado está que algunas tardes al ego le sienta mejor morir que merendar. Entonces la vida es dulce, dulce, dulce como una oveja que las manos acarician solas. ¿Pero a santo de qué, preguntarán, a santo de qué viene todo esto? Sinceramente, lo ignoro. Mis huellas, precediendo a mis pisadas, me han traído hasta aquí por un sendero que nunca antes había hollado. Y una cosa lleva a la otra y, al final, todas las cosas son la misma.

*

Inédito

martes

SUCESO SINGULAR


A veces, cuando pienso, convencido,
tener algo importante que decir,
no hallo las palabras
y enmudezco.
                     Y sin embargo hoy,
hoy que nada especial quiero decir,
no he dejado de hablar ni un solo instante.
Del dormitorio a la nevera,
de la nevera a la salita,
de la salita al hall,
las palabras me asedian y me cuentan
de sus cosas, y yo que las pronuncio
tan sólo soy testigo vacilante,
incapaz de cerrar la boca ante su empuje.
Fracasada en su intento de sellarla
con pañuelos y apósitos,
mi amiga se ha escapado al mercadillo
aburrida de mí.
Y allí le contará el caso a su prima
-una emisora provinciana-
y pronto se sabrá en el mundo entero.
Entretanto,
mientras esto persista,
lo mejor será hacerme pequeño como un duende
y buscar ya escondite en algún cuento.

*

Inédito

domingo

ESCENA DE INTERIOR


Genuinamente
la tarde le sonríe,
llena de luz el cuarto,
la facilita la labor
ahora que cose, luminosa también,
sentada junto a la ventana.

Llama a la puerta el pensamiento,
tantas veces oscuro vendedor
de vaguedades.
                       Abro y digo
no, gracias, buenas tardes.
Y cierro con la grata sensación
de que todo, pese a todo, es como debe ser.

*

Inédito

UNA HISTORIA TRISTE


Sus ojos, que son bien capaces de ser simplemente ojos, pero que son jueces sin plaza, dictaminaron que el maravilloso poema en cuestión es obra mía. No quisieron creer que me lo encontré, que mágicamente surgió, que yo sólo lo pulí, que si fuera obra mía no sería tan maravilloso como afirman. Me han tomado por un fabricante: no entienden que escribiendo soy un campesino pobre recogiendo setas. Y ahora me tienen preso y me golpean en la cabeza, lo más fuerte de mí, con palabras necias como estacas. Porque un poema maravilloso, según la ley que aplican, es algo que sin duda merece tal condena. Pero no es que ellos sean los malos ni que uno sea la víctima. Sencillamente es una historia triste, como hay tantas. Qué le vamos a hacer. Yo estoy tranquilo. Ya he pasado por esta situación y con mi tristeza de calcetín roto me fugaré de nuevo, me estoy fugando, ya me fugué, reparando en el canto de ese grillo, en el latido acompasado de esta noche.

*

Inédito

sábado

PALABRAS ESCUCHADAS EN SUEÑOS


Desengáñate de todo,
desengáñate de mí,
desengáñate incluso
de tu propio desengaño.
Sólo entonces
una suerte de luz,
una rara sabiduría
te alumbrará el camino.
Síguelo.
             Te sentarás
junto al fuego
del que este mundo es humo.

*

Inédito

LEVANTANDO UN HOGAR


Con todas mis vivencias
podría hacer collares y collares
de perlas para mi señora,
pero ella no es nada presumida
y se me antoja más hermoso
-más valiente, más noble-
levantar un hogar, una cabaña
de piedra acogedora
y apartada de todo,
donde cualquiera pueda
retirarse unos días y encontrarse,
tal vez, con eso que llamamos alma.

No me digáis que no soy generoso.

*

Inédito

viernes

HIJOS DE LA BELLEZA


A José Cereijo


Hace bien al espíritu
contemplar la puesta del sol
en silencio y soledad. 
                                Es, a veces,
como si lo condujera a casa
tras haberse perdido, borracho
de tanto trajín, mental y físico.
Y los ojos, que quizá andaban
algo descolocados, de nuevo acogen
en puro entendimiento; no sólo los sedantes
colores del cielo: también
el escarabajo, la mala hierba, la hormiga,
lo que menos gracia aparenta,
lo que eliminamos
del jardín. Porque entonces
es la belleza misma, y no nosotros,
quien desde ellos mira. Y la belleza,
como cualquier madre que se precie,
quiere a todos sus hijos por igual.

*

Inédito

ESTRIBILLO DEL CAMINO


Un día llegaremos a la nada
y entonces no habrá sufrimiento.
Hambre y pan, tierra y cielo, piedra y carne,
todo se igualará de un tajo limpio y seco
el día que lleguemos a la nada
y ya no haya sufrimiento.

*

Inédito

miércoles

EL CANTO DE LOS PÁJAROS


El canto de los pájaros entra por mi ventana
como un muchacho que se confunde de apartamento
al intentar colarse en el cuarto de su novia secreta
sin que los padres de ella se enteren.

Supongo que es decepcionante
-le comento-
encontrarte conmigo,
pero, ya que has venido, cuéntame algo
de tu historia si quieres. No me temas.
Conmigo puedes, no es difícil, hablar de cualquier cosa.
Me pregunto de dónde eres.

El canto de los pájaros contesta en otro idioma.
Entre cada una de sus frases el silencio
es el sol saliendo entre dos montañas.
El canto de los pájaros contesta en otro idioma
y uno se calla.
                      ¡Si pudiera traducir lo que comprendo,
me desmayaría de emoción poética,
pero con palabras no puedo hacerlo
y sin ellas tampoco podría!

*

Inédito

martes

EVOCACIÓN


Cachorro grande y bueno,
el calor de aquel verano
jugaba sin medir su fuerza:
a todos daba su amor
sin reservas ni requisitos,
sobre cualquiera brincaba
encantadoramente torpe.
Algunos sentíamos vergüenza
de anhelar el regreso del otoño.

*

Inédito

LA SUERTE DE ESTAR DÓNDE ESTÁS


Cabizbajo me digo
que me falta estrella,
pero alzo la vista
y me contradigo.

Ah las noches de julio.

*

Inédito

sábado

QUINCE POEMAS


Con estos poemas, queda publicada en el blog casi la mitad del libro El poema que surge. Del mismo tengo en casa más de treinta ejemplares de los cincuenta que me dio la editorial en concepto de derechos de autor. Y qué grosero se me antoja ahora mismo hacer presentaciones, enviarlos a críticos literarios o venderlos de forma clandestina. Por eso -y, sobre todo, porque me estorban en casa- he decidido regalarlos a quienes se interesen, a partir de los poemas mostrados, por el libro.

¿Quieres un ejemplar gastándote menos que en la tienda? Pídeme uno sin miedo a: qnombrenoeseltuyo@gmail.com. Te lo mando contrareembolso, pero te lo regalo.


MIRA ESO

El perro escarba en tu sombra.

A lo mejor huele un tesoro.

*

SIESTA CON LLUVIA

La lluvia entra en mi sueño
a despertarme.
Abro los ojos
y sigue dentro.

*

SALTO DE AGUA

(El Escañorio)

El sonido del agua
despeñándose,
rompiéndose
musicalladamente,
sanjuandelacruzmente,
todo lo dice y nada dice,
dice sutil
y dice madre,
dice despierta y sueña
y lo que piensa Issa,
Kobayashi,
allá en el más acá,
acá en el más allá
el sonido del agua,
el sonido del agua
dice y dice de la belleza,
dice de lo divino
mientras dice calma,
calma
porque el saber más puro es calma
y es lo sabio la meta,
como Heráclito lo dice,
está diciéndolo,
diciendo solamente
el sonido del agua,
el sonido del agua
que nos dice
-fantasmas, hombres, ángeles-
carpe diem
y sursum corda
y mens agitat molem,
que nos dice
que es la luz la que canta
en el canto del pájaro,
que nos dice
lo mismo que en el fondo
nosotros nos decimos,
el sonido del agua
despeñándose,
rompiéndose,
inventándose

el cristalino arroyo de la muerte.

*

APARIENCIAS

En otoño
parecerá que pasó
en apenas diez minutos,
pero ahora, mientras pasa
con su bombo de barquillos,
parece eterno el verano.

Este poema termina
como un globo que se pierde
en el cielo.

*

MEDIODÍA

Detrás de un coche fúnebre
pasa un coche de boda.

No trates de entender la escena:
tú dibújala,
da gracias al azar
que ha querido traértela.

*

NOCHE DE VERANO

(Junto a la estatua de Fray Luis de León, Cuenca)

Llenas están todas las cosas
del asombroso encanto de la noche.

No eres una excepción:
el cantar de los grillos
encuentra habitación en tu silencio
y la luz de incontables
estrellas en tu mínima mirada.

Imposible parece no quedarse de piedra.

*

MENSAJE DE UNA LÁGRIMA

Has llorado su pérdida
porque nunca has perdido el corazón.

Porque nunca has perdido el corazón:
porque, en verdad, nunca has perdido nada.

*

RAMALAZO LEVEMENTE ELEGÍACO

La música rojiza del ocaso
-no se oye: se escucha-
ambienta el hundimiento
de esta tarde en la historia.

Si puedes,
deja a salvo tu sonrisa
y dos o tres recuerdos
que te alegren el corazón.

*

OTRA VEZ LA LUNA

Deslizándose
-niño en pleno juego-
por la suave
                     baranda
                                   del
                                          vacío
el día se llevó
fantasmas y demonios de tu lado,
dejándote tan sólo gratitud
por ser jirón de luna,
no siendo nada,
tú.

*

EXTRAÑEZA

Qué curiosa sensación:
la de acercarse a diciembre
-aquel puesto de castañas-
como borrosa figura
de un paisaje colorista
por el otoño pintado.

*

SILLA OCUPADA

Qué misteriosamente la luz,
de pronto, ha ocupado la silla.

Con su sola presencia
maternal invita
a sentarse cual niño en su regazo
y escribir lo que dicte. Cómo no
aceptar. Y cómo no, entonces,
preservar la sabia ingenuidad
que salva al hombre. Cómo no
confiar plena, simplemente en ella
igual que un pétalo en la brisa:
te está enseñando, sombra suya,
a ser luz
               -sobre todo luz-
para la hora en que ya no existas.

*

DETALLE CON CARMEN

Te traigo estas flores
por tener un detalle con ellas.

*

APUNTE DE PAISAJE

La calle desierta. La tarde con traje de noche. Ni una estrella a la vista. El sonido que hace el viento con las ramas, que recuerda al de las olas. Hay un lirismo en todo esto. No el tantas veces, por manos tercas incitado, asesino de la poesía. No: un lirismo sin palabras. Con las palabras que perdí en la nieve.

*

ROLES

Un pájaro canta
en un árbol desnudo.
Yo escucho
y me subo el cuello del abrigo.

*

CARBÓN

En mi recuerdo, esta fría tarde de enero de 2015 es un mediodía de julio de 1990. Mi abuelo Samuel, que pasa en casa, como siempre, un mes o dos, se sienta despacio a la mesa y nos cuenta pormenorizadamente las calles por donde ha ido sosteniendo la silicosis, cayado en mano, en su paseo matutino por Avilés. Aunque soy tan distraído como un crío cualquiera, durante la comida -arbejos, y me quejo- nadie le presta tanta atención como yo que, de pronto, recuerdo una fría tarde de enero de 2015 en la que mi nieto Adolfo, picador en la mina del papel en blanco, sale del tiempo y se encuentra con su abuelito.

Alguien se ha puesto
como un guante mi mano.
Puede que un ángel.


martes

EN UN ARTÍCULO


Sorprendentemente, hoy aparece en un artículo de la Nueva España un poema que escribí hace tiempo:


VISIÓN NOCTURNA

El grillo calla.

Se ha fundido
en un abrazo
inmenso
con esa estrella.


Pero no lean al menda, sino al columnista. No lo conozco, pero un pajarito me ha dicho que es un genio.

jueves

NUEVO LIBRO: EL POEMA QUE SURGE


Próximamente, la editorial Isla de Siltolá me publicará El poema que surge. Dejo aquí debajo una pequeña muestra de su contenido.

*

AHÍ ESTÁ

Concederte una página
entera para ti sola,
                               humildísima
florecilla sin nombre que has llamado mi atención
en las inmediaciones de la Puerta de Alcalá.

*

PLANES PARA UN DOMINGO VERANIEGO CON LA NOVIA

Ahora que don Amor ya hizo con nosotros,
igual que con dos palos, un fuego no visible,
y que de las cenizas hemos, ducha mediante,
resurgido como el Ave Fénix,
vistámonos con lo primero que encontremos
y, sin más historia, salgamos a la calle,
comiendo algo de fruta,
con la intención de ver tranquilamente, sentándonos
en un banco cualquiera, la Eternidad,
                                                            esa carroza
de cuento
que pasa y se queda, que no deja de pasar, que
moviéndose
se está siempre tan quieta.
Clarividentes, casi
casi se diría que sabios,
                                       veremos
que en su interior nos paseamos como reyes,
saludándonos con la manita
a nosotros mismos, que -fuera- estamos como pobres
mortales de la plebe humana.
                                                Entonces
hablaremos de banalidades trascendentes
(o tal vez al revés)
y compraremos helados, o refrescos,
si nos viene en gana. Sí:
Traten otros del gobierno
del mundo y sus monarquías.
                                               Nosotros,
ciudadanos por un día del famoso poema gongorino
-tú la mantequilla y yo el pan tierno-,
estaremos contentos y tranquilos,
en paz nuestros deseos con los hechos que ocurran.
Qué bien cumpliremos, nena, nuestra misión
de dejar hacer a la Vida,
qué buena arcilla seremos
para sus largos dedos.
Después, si es que Ella quiere,
cuando nos hartemos de estar ahí
iremos a comer un restaurante
-mira en mi cartera, por favor, estoy ocupado-
y, ya en la tarde como abejas en la flor,
a charlar con el río.
                                Allí
atestiguaremos que es dulce su voz
-agridulce, tan sólo, en ciertos tramos de la memoria-
y nos visualizaremos,
como en el estómago de una rana,
en el misterioso país de la Belleza.
No sé, preciosa mía,
si todo esto te parecerá un plan sugestivo
hasta la puesta de sol.
                                   Ésta
podemos contemplarla ya en casa, en la terraza,
discutiendo si cenar coliflor o huevos fritos
o advirtiendo, si cabe, que en el crepúsculo tan sólo es triste
la tristeza que a veces le ponen como guinda
nuestros ojos.
                       Y así, en un plis-plas y prácticamente
sin darnos cuenta, llegará enseguida
la medianoche, habremos sumado un ayer
y restado un mañana, a nuestras espaldas tendremos
un poco más de muerte, pero mirando a la luna
podremos sonreír, seguros de que vale la pena,
a la que aún nos queda por delante.

*

HAIKU

(Invierno, Parque de Ferrera)

Nadan los dos:
el cisne en el estanque,
el frío en mí.

*

¡QUÉ EXTRAÑO GOZO!

¿Cómo es posible,
amor,
que esté escuchando
aquí,
en el silencio,
que esté escuchando
yo,
sin el que escucha,
las seis oscuras cuerdas
de la luz?


COSAS SUELTAS


Mi canasto de frases: mi cuaderno de fresas.


*


Lo peor de todo es no caer en la cuenta de lo mejor.


*


Sólo un valiente reconoce tener miedo.


*



Rey de mi corona y presidente de mi república.

*

Toma un libro de historia.
Tacha los nombres propios
y escribe el tuyo encima.
Verás qué gracia te hace.

*

Entre escribir el día o serlo
elijo
ser el día que se escribe a sí mismo.

*

De sol a sol,
mera ilusión.

*

Es un poeta que al poema -si el viento sopla un verso como una orden- le dice: “escríbeme tú a mí, que soy un poco perezoso, un poco idiota, un poco triste”. Y va el pequeño miserable del poema y coge raudo el bolígrafo y la libreta.

*

El ingenio y el espíritu
unidos
jamás serán vencidos.

*

Eso que todos llaman el vacío,
eso que tantos llenan de palabras,
eso
es lo que te llena plenamente.

*

Lo complicado y lo sencillo, viejos amigos, cantan, borrachos, en la cena de antiguos alumnos del poema.

*

Un auditorio lleno atiende al recitado de un actor que es el mismo espectador sentado en todas las butacas.

*

Negarse a provocar las lágrimas en el lector de buena fe con la cebolla del poema que relata sucesos trágicos.

*

Versos bromistas, formales

(Vuélvase al célebre a la par que desconocido poema Tiene que haber de todo e incrústese ese verso donde se estime conveniente)

*

Hacer memoria
en el olvido
me sabe a gloria.

*

La armonía es así;
tú me das tu gran no,
yo te doy mi gran sí.

*

Una elegía por haber querido componer una elegía tras la muerte de un ser querido y no poder componer más que una elegía por haber querido componer una elegía tras la muerte de un ser querido y no poder.

*

Orgullo y vergüenza
de ser hombre.
Orgullo de mi vergüenza
y vergüenza de mi orgullo.

*

En la plaza de la emoción.

*

Viendo la tele, la palabra poética es explosiva, rica, elegante, famosa que no vende su vida privada -de qué-, sino que come porque nunca para de trabajar.

*

Cuando menos te lo esperas,
sale por pies
del poema
el ciempiés.

*

Del tiempo son caretas
calendarios y agendas.

*

La mano tonta de la envidia
rebusca piojos
en la limpia cabellera de la virtud.

*

¿Por qué se agobian tanto?
¿No ven que están durmiendo
con los ojos abiertos?

*

Desde el fondo del pantano
descuella la flor de loto.
Así surge el amor
ante los ojos.

*

Ladronzuelo de naranjas,
ten cuidado;
a la mínima te saca la escopeta
el aldeano.

*

La palabra, en la voz, como un ave en su nido.

*

De pronto, el mar es un conferenciante inexplicable, ante asistentes inexplicables, dando una conferencia inexplicable en la que explica lo poético como un fenómeno que no debe explicarse. De pronto, sí, el mar se llama Antonio Gamoneda.

*

Ahora que el poeta no hace planes
-es inútil hacerlos-
la musa quiere plan para esta tarde.

*

Espadas que florecen
y flores que se clavan.

*

Hamlet nos pone en un dilema existencial con la “o”, pero eso lo resuelve de manera sencilla una “y” que convierte en afirmación su famosa cuestión, dejándola como sigue:

To be and not to be: that is the affirmation.

Veamos ahora algo relacionado:

Esta mañana que soy, en la ventana que soy, me dice que la luz que soy es la mejor noticia de este día que soy, sin ser yo mañana ni ventana ni luz ni noticia ni día ni mucho menos yo.

*

Jefe y subalterno del poema.

*

Odas en el agua
y olas en la página.

*

Hay miradas que son cartas de amor.

*

Subiendo la escalera
me apoyo en este cuerpo.
(También es mi bastón).

*

Después
de arder
escribe con ceniza.

*

Alma particular
C/ La Nada, s/n
0000 -Todas Partes (Dios)-

*

Un fondo musical
la mística
lectura en bicicleta estática.

*

Correr
solemnemente
detrás de una tortuga enana.

*

Recular al alba
de la noche futura.

*

Tres interludios:
el mediodía
y los crepúsculos.

*

Casita en el monte + Luna amistosa = Un poema chino.

*

Los actores han sido poseídos
por su papel.
                      De ahí tanta tragedia.

*

La vida y la muerte
como un dueto.

*

Tirarse de cabeza
a la piscina de una lágrima.

*

Encendiendo un cigarro en la ventana,
un paisaje marino de Monet
se dispone a contemplar sus olas
como si fueran de otro.

*

En la mano sin nada mira
la flor inmarcesible
de la nada.

*

De repente el suceso
se abre como un cajón
y decide ponerse lo primero que encuentra.

*

Miro el papel en blanco
y lo vacío.

*

Cierro un libro. Y qué misterio:
nunca salgo de este otro
siempre abierto.

*

Ya lo decía el sábado que viene: todo lo que sucede y todo, todo lo que sucederá, ya sucedió.

*

Rayos de sol como pequeños
aprendices de monje
a besar el suelo se arrodillan.

*

¿Tu rostro máscara de nadie?
Nadie también es una máscara.

*

Sólo veo innumerables formas de lo nunca visto.

*

Rebosantes de salud,
las mejillas de las dudas
lechosas que reclaman las agarre
con ternura.

*

Entro en el locutorio del silencio,
llamo al país de lo desconocido
y soy yo quien responde al aparato.

*

A la típica pregunta
trascendente respondiendo
puñados de nieve y rosas.
(Lo santo al silencio imita).